Sentir el viento acariciando las plantas que nosotros mismos sembramos en familia, es una experiencia que difícilmente se olvida. Es así como florece en nuestros corazones, desde los primeros años, el amor y respeto por la naturaleza. En el municipio de Cogua, vereda Rodamontal, nos espera nuestra huerta que agradecida por el amor con que la hemos sembrado, nos ha entregado hermosas cosechas.

 

 

La Siembra